EN ESTA ESQUINA...EL COMENTARIO DE JUAN CASTILLO BORJA

OBJETIVO: DEPORTES

EXTRANJEROS

COMENTA: JUAN CASTILLO BORJA

eldeportivosaltillo@gmail.com

MIENTRAS QUE los Saraperos de Saltillo sigue deshojando la margarita, en la Liga Mexicana de Beisbol se dan a conocer importantes noticias, como es el caso de los extranjeros, que ahora en lugar de dos oportunidades de permanecer en nuestra liga, le agregaron una vez más.

NO PARECIA mala la idea que los peloteros extranjeros luego de fallar en un equipo que los trajo a la LMB, tuviera una oportunidad más, pero ahora le han agregado, una vez más, y esto espero no caiga en el “cachondeo”, que abarate a nuestra liga.

Y ES que hay muchos equipos, como por ejemplo Saraperos, que por no gastar más dinero, han desaparecido el cargo de gerente deportivo para que trabaje en la búsqueda de buenos talentos extranjeros teniendo buenos contactos en diferentes beisboles.

POR ELLO, se dedican a ver qué equipo suelta ha equis o tal jugador, para contratarlo y hacer llenar el cupo de seis extranjeros, porque saben perfectamente que cuando lo sueltan, es porque no encajo en ese equipo o simplemente no mostro los recursos necesarios como para quedarse.

BASADO EN ello, saben perfectamente que el pelotero no puede exigir tal o cual sueldo, por el contrario., el pelotero está disponible a negociar, con tal de quedarse y demostrar a quien lo dio de baja que clase de pelotero es, por lo tanto estar de uno y otro equipo no suena muy atractivo para cualquier equipo.

QUIZAS LA medida se haya tomado es en base que cada uno de los dos torneos no serán muy largos, por el contrario cortos, tal y como sucede en la Liga Mexicana del Pacifico, en donde los peloteros extranjeros tienen prácticamente el boleto de regreso a su casa en la mano.

PERO EN esa liga no se da el caso de que los extranjeros anden de uno lado para otros, son dados de baja y se van de regreso, lo cual esperamos que también sucede en nuestra liga, para no quitarle prestigio y que esos extranjeros sepan que venir a la LMB, no significa venir de paseo, sino demostrar su real calidad y si no, para fuera.

POR LO TANTO no me pareció muy buena la idea de darle una tercera oportunidad, porque aquí en nuestro país y más en la LMB hay peloteros que les gusta estar en la misma, porque tienen trabajo casi todo el año, e incluso para abrir un compás de espera, sin irse de México se van a ligas como la Liga Norte de Coahuila.

POR CIERTO por ahí circula la posibilidad de que Ramos Arizpe logre ingresar a la Liga Norte de Coahuila, y ya es mencionada esta plaza como una de las posibilidades, lo cual se tendrán que decidir en el ya próximo mes de diciembre.

DEJEME LE comento que Jorge Loera que fue director de deporte de ese municipio tiene una buena relación con José González, el dominicano que jugo en la LMB y que se quedó a vivir en México, y aunque aún no he tenido la oportunidad de platicar con Loera, quien es un entusiasma enamorado del beisbol, no descarto que por ahí esta esa posibilidad.

JORGE EN su gestión administrativa trajo la Copa Gobernador a Ramos Arizpe, por lo tanto dejo de manifiesto una vez su interés por el beisbol, porque incluso patrocina al legendario equipo Cardenales en la vecina ciudad en la Liga Municipal.

ES INDUDABLE una buena noticia que Ramos Arizpe pueda tener esa clase de beisbol, porque hay gran interés, y más ahora que se menciona que José Luis El Willy Rodríguez será el próximo director de deportes en ese municipio y usted y yo sabemos que el Willy es un enamorado del beisbol.

ASI QUE las cosas parece darse para que Ramos con un gran potencia económico, por tanta fabrica que existe en ese municipio, y lo cual resulta muy interesante para quienes viven en ese municipio, sobre todo porque en la zona de Analco se dice que viven muchos habitantes procedentes de Veracruz.

ES FIN importantes noticias parece anunciarnos para el próximo 2018, ojala y la directiva de Saraperos ya despierte y alce la voz para dar a conocer que el equipo ya se prepara para los dos torneos del 2018.

AMIGOS MUY BUENOS DIAS PARA TODOS.