YA ENTRENA CON SARAPEROS DE SALTILLO EL PITCHER BORICUA

Con un anillo de Serie Mundial y un juego sin hit ni carrera en Grandes Ligas, el pitcher boricua Jonathan Sánchez reportó al campo de entrenamiento de Saraperos de Saltillo, para buscar un lugar en la rotación de abridores.

“Me sentí muy bien en este primer día, la práctica fue buena. Yo vengo a dar el mayor esfuerzo y a ayudar a los muchachos en lo que se pueda, sé que soy uno de los veteranos aquí y que esperan mucho de mí, así que buscaré la forma de ayudar a ganar juegos”, afirmó Sánchez.

El lanzador zurdo pudo detectar el ambiente positivo que hay en el equipo en esta nueva era: “Veo que la directiva está haciendo bien su trabajo, eso algo que nos motiva a ganar y a tener el ánimo de salir adelante, he visto que están haciendo un buen trabajo por buscar peloteros buenos y que darán todo por ganar”.

Gente cercana al serpentinero fueron los que le recomendaron venir a Liga Mexicana para continuar su carrera como profesional: “Tengo muchos amigos puertorriqueños que me dijeron que la Liga es buena y que es muy competitiva, incluso cerca del nivel de Estados Unidos, ellos me dijeron que todavía puedo lanzar y que me gustaría esta Liga que es fuerte”

En su primer día de práctica, Jonathan Sánchez se presentó con el timonel Roberto Vizcarra, mientras que en el campo estuvo muy pegado a otro refuerzo de la novena saltillense, Yunesky Maya.

“En la Serie del Caribe conocí a Maya y por eso ahorita estoy más cerca de él porque hay más confianza; con el manager apenas pude hablar hoy, pero me han dicho que es bueno en su trabajo”, aseguró.

Con un repertorio basado en rectas de dos y cuatro costuras, cambio y slider, Sánchez se ha mantenido varias campañas como jugador activo y ahora quiere aportar a la nave verde.

“Nunca he pensado retirarme, mi brazo está sano y mientras siga así yo seguiré tirando. En este equipo buscaré salir cada 5 días a hacer mi trabajo y traer buenos resultados”, afirmó el boricua.

El juego sin hit ni carrera en 2009 con los Gigantes de San Francisco y el título de Serie Mundial en 2010 con la misma franela del equipo californiano, son recuerdos que marcaron para siempre su carrera.

“Es algo que siempre he llevado conmigo y algo muy especial, donde quiera que voy todos me reconocen por ese desempeño que tuve en Grandes Ligas, sobre todo por las alegrías que le di a los aficionados”, finalizó el ex ligamayorista.