LA COLUMNA DE ENRIQUE KERLEGAND

TIEMPO DEL RECUERDO: Se recuerda que después de lo sucedido en 1946, contratando Pasquel a grandes luminarias para la LMB. Aquel año que más brilló Jorge Pasquel como el gran magnate de las contrataciones de peloteros de Ligas Mayores, vino una baja notable en el circuito aunque ya se registraban hechos inolvidables como los 30 triunfos de Ramón Bragaña en 1944, el récord de 35 juegos dando hit que logró Roberto "Guajiro" Ortiz, Epitacio "La Mala" Torres que fue el primero en llegar a mil hits y los tres campeonatos consecutivos del Monterrey. Entre muchas cosas, pero también se tambaleaba la liga.

"La Mala" Torres dio tres hits en la jornada que llegó a mil hits en gran batalla con Agustín Bejerano, su compañero de equipo. Fue de película como Bejerano llegó con 999 hits y se pensaba que sería el primero en llegar a mil pero Torres se le adelantó con tres hits en juego que Monterrey les ganó 6-1 a los Diablos Rojos de México, contra el pitcheo de Fred Martin.

Se recuerda a los Alijadores de Tampico, campeones las temporada de 1945 y 1946, en esos años de los 40 se dio aquel famoso juego que siempre se recuerda por lo dramático cuando el boricua Planchardón Quiñones de los Pericos de Puebla lanzaba juego sin hit ni carrera en el legendario parque de los Alijadores de Tampico, se habían cubierto 9 entradas pero en la décima se apareció Ángel Castro y con el juego 0-0 le prendió un pitcheo a Quiñones para dejar en el terreno a los Pericos de Puebla y al pitcher Quiñones que con la cabeza entre sus manos estuvo sentado en el montículo un largo rato. Castro que pasaba por sus mejores momentos y dio un largo jonrón en un parque que era ideal para los pitchers ¿Había que preguntarle a Planchardón?

Cuando finalizaba la década de los 40 los Sultanes de Monterrey ya habían logrado tres campeonatos consecutivos para implantar un récord que todavía se mantiene. Ha habido varios bicampeones, pero solamente el Monterrey conocidos como Industriales han podido seguir presumiendo la hazaña. Todo esto sucedía en años difíciles y no se resolvía nada con Jorge Pasquel que todavía tenía mando en la liga. La temporada de 1949 tuvo al parque Delta como única sede para los equipos que quedaban, ahí se resolvió el campeonato para el equipo regio.

Jorge Pasquel volvió a ser campeón con sus Azules de Veracruz en 1951, otro campeonato que se sacó con pinzas. Resulta que los Azules y los Tuneros de San Luis se enfrascaron en la serie del campeonato. En esta serie y jugando en San Luis Potosí, un aficionado le tiró una pedrada a Pasquel. Este se molestó tanto que decidió que el resto de la serie se jugara en el parque Delta donde se coronó en el quinto juego. Llegó el año de 1952 con muchas cosas negativas, los jugadores de los Diablos fueron negociados y el equipo desapareció. No iniciaron la temporada y Jorge Pasquel tomó una de sus últimas decisiones, tratando de fastidiar a los aficionados de San Luis Potosí les quitó el equipo y los vistió de Diablos Rojos de México. Gracias a eso los Diablos lograron mantener su consistencia en la LMB. Pasquel anunció su retiro del beisbol y años después se produjo aquel accidente aéreo que le costó la vida.

También el accidente del Monterrey el 15 de julio de 1952, salió el equipo para cumplir con otra serie pero cerca de Linares, Nuevo León, se accidentaron y perdieron la vida el pitcher Vicente "Corazón" Torres y el jugador de cuadro Adolfo "Chamaco" García. Hubo muchos heridos y por eso los demás equipos se solidarizaron prestando jugadores al equipo regio.

Kerlegand99@yahoo.com.mx kerlegand99@gmail.com