LOS MEJORES JARDINEROS EN LA DECADA DE LA LIGA MEXICANA DE BEISBOL

La segunda entrega de la serie "Década de Emociones" incluye a los diez mejores jardineros. Con su poder al bat y gran guante se hicieron indispensables en los lineups de la era contemporánea.

Cristhian Presichi: El cañonero oriundo de Tijuana, Baja California, jugó en la última década en la LMB con Saraperos, Acereros, Olmecas, Broncos, Rieleros y Algodoneros. Fue pieza clave en el título de Saltillo en 2010, campaña en la que bateó para .342 con ocho cuadrangulares y 58 carreras producidas en 97 juegos.

Su mejor campaña de la década (y de su carrera) en cuanto a palos de vuelta y remolques fue la de 2015 con Broncos de Tamaulipas, año en que se fue para la calle 18 ocasiones y produjo 77 carreras.

En la década acumuló números de .303 de porcentaje de bateo, 90 vuelacercas y 540 carreras traídas al plato en 980 juegos.

Frank Diaz: El venezolano llegó al beisbol mexicano en 2009 luego de ocho años en sucursales de Expos Montreal y Nacionales de Washington.

En la segunda década del siglo XXI jugó en la LMB con Petroleros, Rojos del Águila, Broncos, Pericos, Guerreros, Piratas, Olmecas y Tigres.

Lideró a todos los jardineros esta década en cuadrangulares con 149. Encabezó la LMB en carreras producidas en la campaña de 2014 con Broncos de Reynosa con un total de 101.

En esta década disputó en total 934 juegos, en los que acumuló un porcentaje de bateo de .317, con 149 cuadrangulares y 647 carreras remolcadas.

Rubén Rivera: El "Spiderman", oriundo de La Chorrera, Panamá, jugó en esta década en la LMB con Piratas, Delfines, Rieleros, Diablos Rojos, Olmecas, Pericos y Acereros.

En ese lapso levantó en par de ocasiones la Copa Zaachila: en 2016 con Pericos de Puebla y en 2019 con Acereros de Monclova. Además, se impuso en las ediciones de 2012 y 2014 del Home Run Derby.

Sus números en la década fueron de .304 de porcentaje de bateo, con 138 vuelacercas y 504 remolques en 868 juegos.

Chris Roberson: El patrullero oriundo de Oakland, California, llegó a la LMB al inicio de esta década. Siempre con el uniforme de Sultanes de Monterrey, disputó las Series del Rey de 2013, 2018.1 y 2018.2, levantando el título en la última de ellas.

Lideró la liga en dobles en 2016 (31) y 2017 (35); y en triples en 2010 (9) y 2011 (9).

Ha bateado por encima de los .300 de porcentaje en ocho de nueve campañas en la LMB.

Su temporada más espectacular en el circuito llegó en 2014, cuando bateó para .384, con 15 vuelacercas, 71 carreras producidas y 26 bases robadas en 96 juegos.

En la década acumuló un promedio a la ofensiva de .333, con 112 palos de vuelta entera y 488 carreras producidas en 817 juegos.

Iván Terrazas: El Capitán de la Pandilla Escarlata ha jugado con Diablos Rojos del México desde 2008, luego sus primeras dos campañas en la liga con Acereros.

En esta década disputó en par de ocasiones la Serie del Rey, en 2011 la perdió ante los Tigres de Quintana Roo y en 2014 levantó la Copa Zaachila luego de vencer a Pericos de Puebla. Además, fue el Jugador Más Valioso del Juego de Estrellas edición 2018.

Sus campañas más espectaculares a la ofensiva en la LMB fueron la de 2010 (.368, 11 HR, 68 CP) y la de 2015 (.351, 9 HR, 74 CP)

En esta década acumuló números de .331 de porcentaje de bateo, con 73 bambinazos y 498 carreras producidas en 809 juegos.

Luis Mauricio Suárez: El "Amigo del hit" jugó en la última década del siglo XXI en la LMB con Pericos, Toros, Rojos del Águila y Tigres. Disputó con la Novena Verde las Series del Rey de 2010, 2014 y 2016, levantando la Copa Zaachila en esta última en compromiso que se definió en seis juegos ante Toros de Tijuana.

Suárez, Novato del Año de la LMB en 1998 con Tigres, fue campeón de bateo con la novena emplumada en 2013 con un porcentaje de .413, que lo convirtió en el champion bat con el promedio más alto en la liga desde el .423 del dominicano Julio Franco en 1999 con los Tigres Capitalinos.

En esta década tuvo números de .316 de porcentaje de bateo, 51 cuadrangulares y 392 remolcadas en 753 juegos.

Édgar Quintero: El cañonero zurdo oriundo de Mazatlán, Sinaloa, jugó esta década con Sultanes de Monterrey, de 2010 a 2015, y se retiró en 2016 con Saraperos de Saltillo.

Su mejor campaña en la segunda década del siglo XXI fue la de 2011 con los Fantasmas Grises, con quienes bateó para .357, con 32 cuadrangulares y produjo 78 carreras en 95 juegos.

Esta década terminó con .305 de promedio al bat, 110 vuelacercas y 367 carreras empujadas en 624 juegos.

Mario Valenzuela: "Súper Mario" jugó en esta década con Diablos Rojos del México (2010-2014) y Guerreros de Oaxaca (2015-2017) antes de decir adiós a los diamantes. Llegó a la LMB en 2005 con Saraperos de Saltillo luego de siete temporadas en sucursales de Medias Blancas de Chicago.

Sus mejores campañas esta década fueron con la Pandilla Escarlata en 2011 (.374, 21 HR, 58 CP) y en 2012 (.357, 22 HR, 77 CP).

En 13 años en el circuito conectó 176 palos de vuelta entera, de los cuales 96 llegaron en la segunda década del siglo XXI.

En 577 juegos esta década bateó para .321, con 96 jonrones y 352 carreras empujadas.

Félix Pérez: El oriundo de Isla de la Juventud, Cuba, llegó a la LMB en 2015 y desde ese entonces ha dejado huella gracias a su poder.

En cinco temporadas en el circuito veraniego acumula 104 jonrones, 79 de ellos con Sultanes de Monterrey y 25 con Rieleros de Aguascalientes.

Lideró la liga en cuadrangulares en el torneo 2018.1 con 15 y en 2018.2 con 19 bambinazos. Además, fue colíder de carreras producidas en 2018.2 con 60.

En 387 juegos disputados esta década en la LMB bateó para .305, con 104 vuelacercas y remolcó 340 carreras al pentágono.

Francisco Peguero: El "Peggy Time" arribó a la gran Liga de mis emociones en 2015 con los Tigres de Quintana Roo luego de nueve años en sucursales de Gigantes de San Francisco y Orioles de Baltimore. En par de campañas, 2012 y 2013, alcanzó a disputar 35 juegos en Grandes Ligas con Gigantes.

Ya en la LMB fue colíder de carreras producidas en 2018.2 con 60, torneo en que además fue nombrado por la prensa especializada como el Jugador Más Valioso. En 2019 fue parte de los Acereros de Monclova que levantaron por primera ocasión en la historia el trofeo de campeones del circuito.

Su mejor campaña en la liga ha sido la de 2019, año en el que terminó con .380 de promedio a la ofensiva, con 31 cuadrangulares y 106 empujadas en 115 juegos.

En cuatro campañas en la LMB, una con Tigres y tres con la Furia Azul, acumula un porcentaje de bateo de .337, con 75 vuelacercas y 309 carreras traídas al plato en 371 juegos.

marzo
febrero
Abril
julio
mayo
junio
Noviembre
Octubre
Septiembre
Agosto
Julio
Junio
Mayo
Abril
Marzo
Febrero
Enero

PatrocPatrocinadores

© 2017 por "El Deportivo".