DE LA MISMA SANGRE EN EL FÚTBOL AMERICANO MEXICANO

POR VICTOR MANUEL PEREZ OCAMPO (HEISMAN)


Las familias del siglo XX, sobre todo las que se originan en el período histórico conocido como “El Milagro Mexicano” 1940-1970 suelen ser prodigas en el número de sus integrantes, así que cuando el football americano entró a casa surgen las dinastías de la misma sangre. En estos espacios también presentaremos algunos casos en el que varios hermanos son parte de ese extraordinario universo que es el deporte de las tackleadas.

Los hermanos Calvillo Osuna, politécnicos de corazón, se involucran al football americano a través de Felipe, el mayor de la dinastía, quien siembra entre sus fraternos menores el gusto por la disciplina. Felipe Jugó como ala defensivo de aquellos famosos “Tlacuaches” de la Vocacional No. 5 del IPN a finales de los años sesenta; sus compañeros y amigos de aquellos años fueron los destacadísimos: Roberto Olivares, los hermanos San Germán, Esteban “El Yanqui” Oropeza, José Guzmán Vera, Enrique “El Sapo” Pérez, Luciano Reta, Humberto “El Guayabo” Hernández, etc. Felipe nació en 1949 y se adelantó en el camino de la vida el pasado año 2021. Dedicó su vida laboral a la Cía. De Luz y Fuerza.

A principio de los años setenta le siguieron los pasos a Felipe, pero ahora en los Búhos de la Vocacional 6 sus hermanos; el primero fue Oscar a quien le toca jugar en la época de los llamados Juniors de la Voca 6, donde aprendió las bases para que en años posteriores tener destacada participación como Runningback, entre sus compañeros figuraban: Pepe Lazcano, Ricardo Solís, Pedro Montes, los hermanos Pastor, Alberto Vargas, Rafael Suárez, Guillermo Torres, etc. Oscar es ingeniero textil egresado del IPN nació en 1954, ejerció su profesión en la iniciativa privada y ahora en el servicio público.

Gilberto, quien nació en 1953 y falleció en 2018 hizo su vida laboral en los altos mandos de la dirección de policía y tránsito del Edo de México. Como Felipe y Oscar brindó satisfacciones a la familia desde el equipo del Carrillón.

Jesús es el menor de los hermanos y de quien ya hemos escrito en el pasado presentando una de las semblanzas más interesantes debido a su relevante actuación como mariscal de campo con los Búhos de categoría juvenil a partir de 1974 y posteriormente su paso por los Tecos de la UAG como jugador becado de 1977 a 1982 bajo el mando del coach Delmiro Bernal. Jesús es Odontólogo de profesión, ha sido coach de bastantes equipos y autor de la famosa edición llamada “El Librito”. Es pues, la familia Calvillo Osuna una gran dinastía del football americano nacional.