EL FAMOSO ZURDO ALFREDO ORTIZ Y SU ESPOSA ESTÁN DELICADO DE SALUD CONTAGIADOS POR EL COVID-19


La familia de Diablos Rojos del México envía deseos de pronta recuperación a la leyenda Alfredo “Zurdo” Ortiz y a su esposa, Rosy, quienes fueron recluidos el pasado 3 de marzo en un hospital por complicaciones producto del padecimiento del COVID-19.

Junto a ellos, su hijo, Alfredo también fue hospitalizado, pero afortunadamente fue dado de alta este lunes.

Miguel Ojeda, actual manager del equipo y en representación de la institución aseguró que todos se encuentran orando por la pronta sanación de quien ha sido el mejor lanzador en la historia del equipo.

“Como parte de la familia escarlata me uno a esta oración y deseo de todo corazón la pronta recuperación del gran “Zurdo Ortiz” y de su esposa. El “Zurdo” Ortiz ha sido el más grande de nuestra familia y el pitcher más ganador de la franquicia. Vamos a estar en constante oración para que Él pueda curarlos y sacarlos de ese hospital sanos y salvos”, aseguró Ojeda.

Ortiz cubrió una brillante primera etapa con el México entre 1963-1977, brindando muchas satisfacciones a los seguidores de la causa roja. Festejó cinco campeonatos con los Diablos Rojos en las temporadas de 1964, 1968, 1973, 1974 y 1976 colaborando con 15, 11, 12, 17 y 6 triunfos, respectivamente en cada campaña.

En 1969 logró 23 victorias para convertirse en el primer zurdo mexicano en ganar 20 juegos o más, con lo que empató el récord para lanzador zurdo que estaba solo en poder del cubano Agapito Mayor.

De 1978 al 82 “El Zurdo” Ortiz estuvo fuera de la organización escarlata, pero para la temporada de 1983 retornó con el México para tener récord de 9-7. La siguiente temporada la inició con los Diablos, y cuando tenía marca de 3-3 en ganados y perdidos pasó al Águila de Veracruz.

En su carrera completa ganó 255 encuentros, sólo superado por Ramón Arano y Ángel Moreno. También cobró fama como buen bateador. Tenía buen contacto y podía llevar la bola lejos, como lo prueban los 14 cuadrangulares que conectó, además de 45 dobles, 12 triples, para producir 204 carreras.