EL JESSE CASTILLO ESTA MAS VIVO QUE NUNCA

El toletero Jesse Castillo estuvo a punto del retirarse del béisbol como pelotero tras una lesión que sufrió con los Acereros de Monclova en la Liga Mexicana de Béisbol (LMB), lo cual lo puso en duda con los Mayos de Navojoa en la Liga ARCO Mexicana del Pacífico (LMP) y lo llevó a jugar fuera de México en el invierno hace dos temporadas, a cambiar de equipo en béisbol invernal mexicano donde regresó para llevar a los Algodoneros de Guasave a los playoffs de la temporada 2020-2021 y a reforzar a los Tomateros de Culiacán en la semifinal, los cuales ayudó para meter en la final donde fue Jugador Más Valioso (MVP) y también en la Serie del Caribe Mazatlán 2021 desde donde cuenta la clave del éxito de su juego.


Jesse Castillo se tuvo que ir a jugar a la Liga Venezolana de Béisbol Profesional de Venezuela (LVBP) con las Águilas del Zulia en la temporada 2019-2020, ya que no llegó un acuerdo con los Mayos de Navojoa, quienes consideraron que después de su lesión no retomaría su nievel, pero en Venezuela de la mano del mánager venezolano Marco Davalillo, quien lo había dirigido en la Liga Mexicana de Béisbol (LMB) con los Rielereos de Aguascalientes recuperó su nivel de bateo tanto así que lo llevó a reforzar a los Leones de Escogido en la postemporada de la Liga de Béisbol Profesional de la República Dominicana (Lidom).

Para la LMB 2020 Jesse Castillo iba a jugar con los Bravos de León, pero por la pandemia de coronavirus (COVID-19) la temporada se canceló y el slugger tuvo que esperar hasta la temporada de la Liga ARCO Mexicana del Pacífico (LMP) para demostrar que lo hecho en la LVBP y en la Lidom no había sido casualidad.

Por todo lo anterior Jesse Castillo dijo desde la Serie del Caribe Mazatlán 2021, donde sigue dando jonrones como siempre donde sea en México, Venezuela o República Dominicana:

“Simplemente estoy disfrutando el juego, es un momento especial para mí, que me lo fijé desde el verano pasado por mis operaciones. Inclusive pensé en el retiro, pero es de ahí que he tomado la fuerza para encarar y, sobre todo, gozar el lugar en que estoy parado”.