EL REENCUENTRO CON EX ALUMNOS DEL ATENEO FUENTE

POR VICTOR MANUEL PEREZ OCAMPO (HEISMAN)


Ayer la generación 124 de egresados del Ateneo Fuente 1989-1991 al cumplir su trigésimo aniversario de graduados del plantel realizó una ceremonia dentro de ese magnífico recinto que es su Paraninfo. Los muchachos de entonces y, hoy mujeres y hombres convertidos en padres de familia y exitosos profesionistas de todas las ramas de la ciencia tuvieron a bien invitarnos a varios de los profesores que formamos parte de la planta docente de la época. El reencuentro de los exalumnos denotaba la alegría que en ellos producía volver a estrechar sus manos o golpear sus puños de acuerdo a la nueva normalidad. Y ahí, en el corazón escolar que es el auditorio las palabras de antaño, un vídeo que mostraba imágenes de su paso por la escuela, los recuerdos se agolpaban al escuchar a la rondalla estudiantil actual cantando temas de aquella época como “la canción del ayer” u “hoy caminaba.. iba en busca de mi amor...” ¿Cómo decirles a los muchachos que sus maestros quienes también fuimos estudiantes del colegio estábamos aspirando bocanadas de juventud?

No había vuelto a mi escuela desde el día que me jubilé. No pensaba hacerlo porque piensa uno en dar vuelta a la hoja y completar un proceso de desapego que a veces es doloroso. Pero no me pude negar a ellos pues la invitación no solo era estar, sino a dirigir como maestro de ceremonia el mismo protocolo de 30 años atrás: experiencia que sin duda disfruté con los mismos nervios que la velada de 1991.

Gracias a los miembros de la generación CXXIV de bachilleres del Ateneo Fuente por la invitación, a Miguel Rodríguez Calderón, secretario general de la UA de C que coordinó perfectamente la ceremonia como integrante de los egresados, al director del plantel Marco a. Contreras, a Mario Ángel Siller González Pico presidente de la Soc. Estudiantil “Juan Antonio de la Fuente” de aquella época y a mis compañeros maestros.