EN UN PARTIDO DE ALTO VOLTAJE TOROS GANO SU SEGUNDO

Por GASPAR A. LÓPEZ POVEDA


En un partido de alto voltaje, que se decidió en once entradas con oportuno de Xorge Carrillo, tres entradas de Fernando Rodney y un engarce fantástico de Júnior Lake, los Toros de Tijuana vencieron 4-3 a los Leones de Yucatán, en el quinto choque de la Serie del Rey, y aseguraron el retorno de la final por el banderín a Tijuana, donde el martes se jugará el sexto encuentro. Los Leones todavía están en ventaja en la serie, 3-2.


Luego que los Leones empataron de manera dramática en el noveno, cuando estaban a un strike de perder 3-2, los Toros anotaron la carrera del despegue en la undécima ante el derrotado Manuel Chávez.


Con dos outs, Gabriel Gutiérrez pegó sencillo, un bombeadito que apenas cayó a espaldas del torpedero, y Pete O’Brien siguió con imparable al izquierdo, donde el jardinero Norberto Obeso jugó a la matatena, permitiendo que el «Nini» llegara a la esqiina caliente, desde donde se descolgó caminando al plato con el incogible de oro de Carrillo.


En el cierre, una atrapada sensacional de Júnior Lake a batazo de Luis Juárez evitó al menos que el choque se empatara y propició una doble matanza que terminó el partido. Lake se arriesgó, pues si no atrapaba la pelota, se iba hasta el fondo del central y los Leones se coronaban. Una jugada de enorme valor.


Los Toros apenas dieron tres hits en nueve entradas, lapso en el que utiizaron a ocho serpentineros, en una noche de gran manejo de sus lanzadores a cargo de Homar Rojas. Uno de esos fue Rodney, quien caminó hasta la undécima vuelta.


Los Leones pusieron corazón y agallas, pero el destino no quiso que los melenudos se coronen ante su público.

Rojas hizo un manejo milimétrico, quirúrgico dirían algunos, de sus serpentineros, comenzando con José Samayoa y terminando con Fernando Rodney, la estrella ex ligamayorista, que fue campeón de salvamento en la temporada regular con 16, pero el astro del bulpén recibió la carrera que envió el encuentro a entradas extras gracias a un error de Luis Alfonso Cruz.


Los Leones empataron 3-3 en el noveno de manera por demás inesperada y emotiva, cuando estaban a un strike de perder.

Ante Fernando Rodney los melenudos hicieron su tercera carrera. Con dos outs, Rodney dio boleto a Yadir Drake. Siguió Luis «Pepón» Juárez con rodado complicado por la antesala, que manejó con elegancia Luis Alfonso Cruz, pero su envío a la inicial fue picado y Juárez se embasó. A continuación apareció Alex Liddi quien, con dos strikes en la cuenta, conectó un fogonazo al rincón del bosque izquierdo, bueno para dos estaciones, que envió a Drake a la registradora con la carrera del empate y a Juárez a la antesala. Con un corredor emergente por el «Pepón» Yucatán hubiese dejado tendidos a los tijuanenses. No fue así y el encuentro se extendió. Con corredores en la antesala y la intermedia, Alan López, quien había entrado a correr de emergente en la octava en lugar de Humberto Sosa, se atragantó con ponche.


BUENA EXHIBICIÓN DEL PITCHEO BUREL


José Samayoa, un campeón con los Leones en 2018, tuvo una buena apertura en la trinchera de los Toros. Vimos a un Samayoa más maduro, pero con problemas de control. Quizá fue el plan, de trabajar a los bateadores, de esconderles la pelota, de alejarla de su zona roja.


Homar Rojas le pidió a Samayoa tres sólidas entradas y el hermosillense se las dio, pitcheando con inteligencia, buscando engañar a los bateadores con lanzamientos malos, cuando estaba arriba en los conteos, como hizo con Wálter Ibarra y Alex Liddi. Mire: las tres entradas las despachó en 69 lanzamientos (42 strikes) que son muchísimos disparos.


El trabajo del ex león campeón recibió una carrera, que fue sucia, en la segunda entrada cuando, con uno fuera, Sebastián Valle recibió boleto, avanzó a segunda con sencillo de José Juan Aguilar, el único que toleró el sonorense en su labor. Jorge Flores siguió con rodado a la antesala, con el que Luis Alfonso Cruz forzó a Valle, pero al intentar una doble matanza, tiró mal a la inicial, lo que permitió anotar a Aguilar.


Finalmente, Samayoa completó su labor de tres entradas con tres pasaportes y un ponche. La carrera que admitió fue sucia.

Luego de Samayoa, Homar Rojas mandó a su bulpén a trabajar: Gerardo Sánchez (una entrada con una base y un ponche), Brennan Barnardino (dos tercios con un hit, una carrera y un ponche), Jesús Pirela (un tercio con un hit, una base y un chocolates), Jake Sánchez (dos tercios, con un hit y dos ponches), Óliver Pérez (dos tercios con un imparable), Michael Tonkin (un inning y dos tercios con una transferencia y cuatro ponches) y Rodney, con tres entradas y la victoria.


Ante Bernardino, los Leones hicieron su segunda anotación, para el 3-2 en la pizarra. Fue en la quinta entrada cuando, con dos outs, Drake largó doblete al derecho (se notó que le daba trabajo correr luego de una lesión en la parte alta de la entrada). El venezolano Pirela subió al relevo y, tras firmar boleto a Luis Juárez, admitió sencillo productor de Alex Liddi. El ataque terminó con ponche a Humberto Sosa.


En la sexta, con dos fuera, Jorge Flores largó doblete entre los prados central y derecho y Homar siguió con sus estratégicos movimientos: llamó del bulpén a Óliver Pérez, quien sacó el tercer out al obligar a Norberto Obeso a rolatear al torpedero.

En la séptima, con uno fuera, Drake le pegó sencillo a Óliver y Homar Rojas le aplicó la grúa. Llamó del calentadero a Michael Tonkin, quien terminó la entrada de manera espectacular.


Primero apagó los gritos de “Pepón, Pepón…” con ponche a Juárez y luego colgó la argolla con ponche a Alex Liddi.


LIZ, DE MENOS A MÁS


Durante seis entradas, Radhamés Liz sólo admitió tres imparables. Pero qué imparables.

En el primer capítulo, tras ponchar a Isaac Rodríguez y Daniel Castro, recibió sencillo de Júnior Lake y posteriormente, cuadrangular de Leandro Castro para el 2-0 en la pizarra.


El tercer incogible lo admitió al primer lanzamiento que hizo en el segundo rollo: un cañonazo del “Cochito” Cruz que aterrizó en las gradas del lado izquierdo, para el 3-0 en el pizarrón.


Y tras el obús de Cruz, a Liz solo se el embasaron cuatro bateadores, dos con pasaportes y dos con pelotazos hasta que fue relevado antes de la séptima.


MOMENTOS DE TENSIÓN Y ATRAPADAS


En la quinta entra el encuentro fue detenido algunos minutos para atender a Yadir Drake, quien corrió hasta la zona de foul del lado derecho en busca de un batazo de Xorge Carrillo. Parecía tener controlado el batazo, pero su spike derecho se atoró en el césped, la pelota se le cayó y la rodilla derecha pareció doblarse.


El rostro del cubano mostraba signos de dolor. Afortunadamente, el masajista lo pudo poner en condiciones y Drake pudo continuar.



En el segundo, el jardinero central de las fieras José Juan Aguilar, realizó un gran engarce a batazo de Ricky Álvarez, que amenazaba con aterrizar en el zacate, pero “J.J.” se deslizó y metió el guante para engarzar la pelota antes de tocar el piso.

En el undécimo, el torpedero melenudo Marco Jaime dio un enorme salto para colgarse con una línea del «Cochito», que tenía etiqueta de hit.

marzo
febrero
Abril
julio
mayo
junio
Noviembre
Octubre
Septiembre
Agosto
Julio
Junio
Mayo
Abril
Marzo
Febrero
Enero