MURIO EL AMPAYER RAFAEL CALDERON ADAME

Era conocido entre los umpires y el público como el 'Expreso del Norte'. Rafael Calderón Adame (Esmeralda, Durango, 1945) fue parte de una generación muy especial de jueces que impartieron justicia en los diamantes del beisbol mexicano.

“Fue mi entrañable compañero de umpireo —comentó Jesús Monter, umpire de la LMB entre 1975 y 1999—. Fue hecho a la naturaleza de los umpires de los años 70 y 80, muy profesional, con amplio conocimiento de las reglas y siempre apegado al protocolo que rodea a un umpire antes y después de un juego”.

En 1975 comenzó su carrera profesional en la Liga Zacatecana. A media temporada fue llamado para sustituir a un compañero en la Liga Mexicana de Beisbol y en ese mismo año trabajó en la Liga del Bajío.

“Estuvimos juntos en la Liga Central en Irapuato —dijo Jesús Monter— y Carlos Alberto González, el primer umpire entronizado al Salón de la Fama, fue nuestro instructor. Él nos decía que nuestra profesión de umpire es similar a la de un abogado: sin el conocimiento profundo de las reglas, estás frito. De aquella generación de umpires que aprendimos tanto de Carlos Alberto González estábamos Rafael Calderón, Salvador Santoyo, Efrén Zapata, José de Jesús Barrios, José Silva y un servidor”.

Desde 1976, Rafael Calderón Adame trabajó de tiempo completo en la Liga Mexicana de Beisbol, circuito en el que se mantuvo durante más de dos décadas.

“Mis primeros años como umpire los viví junto a él —comenta Luis Alberto Ramírez, director de umpires de la LMB—. Anduvimos casi una temporada completa juntos. Él era el jefe de la tercia, nuestro otro compañero fue Raúl Huerta. También estuve con Rafael Calderón en varias finales: en la de Bravos ante Algodoneros en 1990; la de Olmecas ante Tecolotes en 1993; y la de Diablos Rojos ante Sultanes de 1996”.

Rafael Calderón estuvo en siete ediciones del Juego de Estrellas de la LMB, el primero de ellos en 1988.

“Tremenda persona el señor —comentó Jair Fernández, quien tiene 17 temporadas de experiencia en la LMB—, cuando estábamos en la Liga del Noroeste siempre iba por nosotros, nos llevaba a su casa y hacía carne asada. Le decían el 'Expreso del Norte' por la manera en que marcaba y gritaba los strikes. En Monclova la gente le gritaba 'pita, expreso, pita', por la forma en que marcaba”.

Participó en el cuadrangular de Tigres Capitalinos, Diablos Rojos del México, Ángeles de Puebla e Indios de Cleveland.

También fue parte de los juegos de exhibición entre el combinado de Tigres-Diablos Rojos que enfrentó a Orioles de Baltimore, Astros de Houston y Sultanes de Monterrey.

En 2005 fue reconocido por el Patronato Presea Umpire Arturo Estrada Sánchez, como parte de la decimoquinta generación.

Su hijo, Rafael Calderón Ávila, también trabajó durante varios años como umpire profesional en la Liga Mexicana de Beisbol.

Calderón Adame falleció la noche del 30 de diciembre en Tepic, Nayarit. Le sobreviven su esposa Elvira, quien fue su compañera de toda la vida, y sus tres hijos: Patricia, Rafael Jr. y Hugo.




marzo
febrero
Abril
julio
mayo
junio
Noviembre
Octubre
Septiembre
Agosto
Julio
Junio
Mayo
Abril
Marzo
Febrero
Enero