PORQUE MOTIVO A VICTOR MANUEL PEREZ OCAMPO PARA ORGANIZAR DESDE HACE DIEZ AÑOS TORNEOS DE TOCHITO

POR VICTOR MANUEL PEREZ OCAMPOP (HEISMAN)


Al poner en marcha un nuevo torneo deportivo de tochito, siempre viene a mi mente el recuerdo de los años de infancia vividos en la calle de Zaragoza en la colonia Guerrero. Primero, por el involucramiento del mayor número de gente posible en una actividad que les traiga un beneficio, en éste caso la salud como seguramente fue el propósito en aquella década de los años sesenta que motivó a la señora Carola (dueña de la tintorería en la planta baja y tía de mi cuñada Ale) a convocar a todos los vecinos durante varios domingos a que temprano saliéramos de nuestros departamentos y organizándonos por edades y tamaños llevaba a cabo competencias de carreras, saltos, etc en ese estrecho patio del edificio.

Todos éramos ganadores, el último y el primero recibíamos emocionados una paleta o un chocolate. Vale decir que yo casi siempre fui de los últimos, pero me gustaba participar y emocionarme echándole muchas ganas para ver si podía alcanzar a esa liebre que era mi amigo el Cheyene y que nadie podía ganarle.

Otro momento que marcó mi existencia fue que después de esas convocatorias, los muchachos más grandes siguieron por su cuenta cuando terminaron esos mini torneos y nos invitaron también a los más chicos a ser parte de los tochitos callejeros.

La verdad me emocionaba mucho ver a los Campuzano, El Güero y a Miguel, los veía enormes y sobre todo Miguel era el héroe de los domingos. Pero también estaba Pepe el de la fonda, David Merino o Roberto Navarro que ya jugaba en la Prepa 9 y era terrible para bloquear y hasta tacklear cuando la cosa se ponía ruda con los vecinos de otras calles de la misma colonia. Gerber, Perico, Heberli, Muntané, mi hermano Julio, Benjamín, el Guajolote, Anibal, el Cheyene eran los nombres y apodos que se oían domingo a domingo sobre el asfalto cachando y corriendo con un balón de plástico grandote de 15 pesos que se compraba en el mercado Martínez de la Torre.

Estas dos circunstancias son las que me motivaron desde hace 10 años a promover deporte los domingos en Saltillo y la naturaleza misma de salud y convivencia son los ejes rectores que aquí nos tienen ahora con mis hijos y nietos, así como mucha gente que espero disfruté en compañía de su familia y amigos estos domingos deportivos.


marzo
febrero
Abril
julio
mayo
junio
Noviembre
Octubre
Septiembre
Agosto
Julio
Junio
Mayo
Abril
Marzo
Febrero
Enero